viernes, 22 de diciembre de 2017

Detenido por anular las citas del tratamiento oncológico de un vecino con el que se llevaba mal



La Guardia Civil del puesto principal de Agüimes (Gran Canaria) detuvo el 9 de julio a J. N. D. A., de 34 años y vecino del municipio, por ser el presunto autor de un delito de usurpación de estado civil al supuestamente cambiar las citas médicas del tratamiento oncológico de un vecino con el que se llevaba mal.
De esta manera, la investigación se inició el pasado día 8 a raíz de la denuncia realizada por la víctima sobre la posible usurpación de su identidad por parte de un vecino con el que tenía desde hace seis meses problemas de convivencia. La víctima también denunció que su vecino había condenado la cerradura de su casa en dos ocasiones.
En un comunicado, la Benemérita explicó que esta usurpación consistía en que J. N. D. A., teniendo [sic] conocimiento de que su vecino se encontraba en tratamiento de una enfermedad oncológica grave, llamaba al Hospital Universitario Insular de Gran Canaria haciéndose pasar por él para anular las citas del tratamiento y las pruebas que la víctima tenía previstas y marcadas por su tratamiento.
Del mismo modo, otra forma de actuar por parte del detenido era llamar a los familiares de la víctima haciéndose pasar por un facultativo médico del hospital para comunicarles que habían anulado las citas concertadas con antelación, todo ello con el objetivo de perjudicar a la víctima.
Por su parte, la víctima realizó gestiones con el personal facultativo del hospital para interesarse por el motivo de los continuos cambios de las citas programadas en su tratamiento y descubrió que había perdido las citas anteriores de las consultas y las pruebas por no acudir creyendo tenerlas para otro día o pendientes de asignación.
Además, en la denuncia también comunicó a la Guardia Civil que su vecino, en dos ocasiones, le condenó la cerradura de su casa, con silicona y pegamento respectivamente.
Por todo ello, la Benemérita reunió los indicios necesarios para relacionar a J. N. D. A. con los hechos descritos, procediendo a su detención en el municipio de Agüimes por ser el presunto autor de un delito de usurpación del estado civil.
Finalmente, el detenido ha quedado a disposición del correspondiente juzgado, en funciones de guardia, de la localidad de Telde.

lunes, 20 de noviembre de 2017

15.º aniversario de la catástrofe medioambiental del Prestige


«La marea no llegará a las Rías Baixas» (Mariano Rajoy, vicepresidente y portavoz del Gobierno).

«No hay playas manchadas de chapapote, las playas no están contaminadas ni manchadas… Están esplendorosas» (Federico Trillo, ministro de Defensa).

«Afortunadamente, la rápida actuación de las autoridades españolas, que ha permitido remolcarlo [el petrolero] hasta distancias muy alejadas de la costa y controlar los vertidos, hace que no temamos una catástrofe ecológica como ha ocurrido en épocas anteriores» (Miguel Arias Cañete, ministro de Agricultura y Pesca).

«Tenemos muy apartado el petrolero, de tal forma que pasase lo que pasase, el riesgo de marea negra no parece que tengamos» (Enrique López Veiga, consejero de Pesca de la Xunta de Galicia).

«Las bajas temperaturas de la mar harán que probablemente se solidifique [el fuel]; se convertirá en un ladrillo en el fondo del mar» (Arsenio Fernández de Mesa, delegado de Gobierno en Galicia).

«Se va a solidificar y no va a pasar nada» (Manuel Fraga, presidente de la Xunta).

«La mancha se va a solidificar, es decir, que el combustible que iba en el barco que se ha hundido se va a solidificar» (Mariano Rajoy, vicepresidente y portavoz del Gobierno).

«El fuel está aún enfriándose, salen unos pequeños hilitos, me dicen que son regueros solidificados con aspecto de plastilina en estiramiento vertical» (Mariano Rajoy, vicepresidente y portavoz del Gobierno).

«Gorros, guantes y mascarillas no son lo principal, lo importante es la voluntad y el empeño de ponerse a quitar el chapapote» (Federico Trillo, ministro de Defensa).

miércoles, 19 de julio de 2017

28 toneladas de basura afean cada día la ciudad durante las fiestas



Los Sampedros constituyen una excusa perfecta para desfasar y disfrutar de la ciudad como no puede hacerse durante el resto del año. Hay casetas por las calles para tomar pinchos sin necesidad de entrar en ningún establecimiento. Las barracas ofrecen todo tipo de atracciones a mayores y pequeños. El espectáculo de los fuegos artificiales adorna el cielo burgalés durante 20 minutos cada noche. Los grupos de música amenizan estas calurosas veladas y el teatro de calle convierte a la ciudad en un gran escenario. ¿Pero por qué en todos estos sitios y eventos el personal da tan lamentable ejemplo de civismo? ¿Por qué la ribera del río, la Flora, la plaza de Roma o las barracas amanecen todos los días cubiertas por un inmenso manto de basura?
Si no hay suficientes papeleras o contenedores para que la gente arroje sus botellas, vasos, bolsas o el papel con el que envuelven el bocadillo, el Ayuntamiento habría de tomar nota. Aunque hay que decir que tal y donde aparecen los residuos —en mitad de un parque, de una plaza o en medio de la calle— no parece que los ciudadanos se tomen muchas molestias por buscar un lugar donde depositarlos.
Los trabajadores de la empresa concesionaria de limpieza, Semat, retiran una media de 28 toneladas de basura al día durante las fiestas, exclusivamente desechos relacionados con la celebración de los Sampedros. El día que más hubo que limpiar fue el lunes 29, cuando se contabilizaron 46 toneladas. En lo que llevamos de fiestas se han retirado en total 166 toneladas de basura, según los datos aportados ayer por Gema Conde.
Los lugares donde mayor volumen de suciedad se concentra son la ribera del Arlanzón, la plaza del Rey San Fernando, el paseo de Atapuerca, la plaza de San Juan, la de Roma en Gamonal y el entorno del campus del Vena, debido a las barracas.

lunes, 12 de junio de 2017

Javier Maqueda (PNV)

Domingo, 28 de mayo de 2006 (El Mundo).


«El que no se sienta nacionalista ni quiera a lo suyo no tiene derecho a vivir».

miércoles, 17 de mayo de 2017

Fallece la niña pequeña cuyos padres se negaron a tratar su infección de oído con antibióticos por «miedo a la medicina moderna»



La pareja cuyo niño pequeño falleció tras su rechazo a tratar su infección de oído con antibióticos por su desconfianza hacia la medicina moderna ha sido acusada de homicidio involuntario.
Ebed Delozier, de 29 años de edad, y Christine Delozier, de 34, habitaban una autocaravana en una zona rural de Pensilvania cuando enfermó su hija de 18 meses Hope Elizabeth.
La madre le administró un tratamiento homeopático y de herbolario, pero cuando empeoró la infección del oído de la niña su padre la llevó al Memorial Hospital de Towanda para que recibiera atención médica, según informa el Press and Sun-Bulletin.
Sin embargo, para entonces la infección sin tratar había evolucionado a una meningitis que causó la muerte de la niña en el hospital.
Según el Dr. James A. Terzian, que practicó la autopsia de la niña, un sencillo antibiótico para tratar la infección de oído habría salvado su vida.
La señora Delozier confesó a los investigadores que no «creía en» las vacunas ni otros elementos de la medicina moderna. Afirmó que la educación recibida y sus propias investigaciones la habían llevado a esa deducción.
Los padres también alegaron problemas financieros como otra de las razones que les habían disuadido de solicitar atención médica.
Ambos han sido acusados de los delitos graves de homicidio involuntario y poner en peligro el bienestar de un menor.

viernes, 12 de mayo de 2017

Cinco heridos de bala en los actos para defender el derecho a tener armas



Un total de cinco personas resultaron heridas durante los actos en defensa del derecho a tener armas celebrados por todo Estados Unidos. En concreto, los incidentes han ocurrido en Indiana, Ohio y Carolina del Norte en actos del conocido como “Día del aprecio por las armas”.
En Ohio, un hombre de 62 años se disparó en el brazo con su propia arma. La víctima era un vendedor de armas al que se le disparó una pistola que acababa de comprar, ha explicado el jefe de la Policía de la ciudad de Medina, Patrick Berarducci. El incidente ocurrió durante una feria de armas de fuego en la que se realizaron varias exhibiciones. Berarducci ha explicado en declaraciones al diario Los Angeles Times que tuvieron que limitar el acceso debido a la gran afluencia de público.
Por otra parte, en Indianápolis un hombre resultó herido cuando descargaba una pistola semiautomática de 45 mm durante la celebración de la exhibición de pistolas y cuchillos Indy 1500.
Otros tres individuos resultaron heridos por perdigones en la exhibición de pistolas y cuchillos Dixie, en Raleigh, Carolina del Norte, cuando una escopeta de doce balas se descargó accidentalmente, según las autoridades.
Ayer se celebraron actos en defensa del derecho a la tenencia de armas por todo Estados Unidos, el “Día del aprecio por las armas”, una respuesta de los grupos que se oponen a la regulación más estricta de las armas de fuego que pretende la Casa Blanca.