viernes, 26 de febrero de 2010

Fin de un mito: el colchón ya no es seguro.

Miércoles, 10 de junio de 2009 (Diario La Prensa).


Sin saber que ocultaba los ahorros de toda la vida de su anciana madre, una israelí tiró a la calle en Tel Aviv un colchón dentro del cual había un millón de dólares en efectivo, lo cual desató una búsqueda frenética entre toneladas de desperdicios en varios basurales, informó la prensa hebrea.
El insólito episodio se desencadenó el lunes, cuando Avna quiso sorprender a su anciana madre regalándole un colchón nuevo y se desprendió del viejo. Al arribar la dueña de casa y enterarse de la noticia, salió desesperada en busca del colchón, que ya había sido trasladado por los recolectores.
La septuagenaria explicó que la plata estaba en dólares estadounidenses y en sheqalim (la moneda local), aunque eludió precisar cómo había acumulado semejante fortuna. Sí alegó que guardaba el dinero allí porque había padecido “experiencias traumáticas con los bancos”.
El rastrillaje en tres basurales no arrojó resultado positivo. El diario Yediot Ahronot publicó incluso una foto de la angustiada hija revolviendo desechos en el sur del país. Si bien personal del lugar ayuda a la mujer, todos reconocen lo difícil que es hallar el deseado objeto en medio de 2.500 toneladas de desperdicios que llegan cotidianamente.
Las autoridades del predio aumentaron las medidas de seguridad para mantener a raya a los “caza tesoros”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No puedo decir que no estoy en desacuerdo contigo. Cualquier comentario será bienvenido siempre que cumpla tres simples condiciones:
- Educación: procure expresarse en términos corteses y evitar las palabras malsonantes.
- Congruencia: no se publicarán comentarios fuera de contexto (para los amantes del "espanglish", me refiero a lo que ellos denominan "offtopic" o "fuera de tópico").
- Ortografía y gramática: Internet está repleto de diccionarios y manuales gratuitos para consultar; además, aunque no son muy fiables, cualquier procesador de texto dispone de corrector ortográfico.