viernes, 9 de abril de 2010

Enrique Cerezo (Domingo, 21 de junio de 2009).

“Me gustaría entrar en casa del presidente de Pirate Bay y decirle que uno de sus cuadros me gusta, y que me lo llevo.”
(Ingeniosa ironía del docto presidente futbolístico, demostrando su incapacidad para discernir entre los conceptos de compartir y robar, amén de demostrarnos que vive en un país multicolor lleno de presidentes, consejeros y demás, todos ellos coleccionistas de obras de arte, puesto que dudo mucho que una página como Pirate Bay necesite de un presidente; en caso de existir esta figura, probablemente informaría a nuestro insigne paleto sobre lo innecesario de su latrocinio a la hora de robar el cuadro, puesto que puede verlo cuando quiera a través de Internet – esta última apreciación también es útil a la hora de comprender la realidad de las descargas: del mismo modo que no es lo mismo ver un Goya en El Prado que la imagen del mismo en la pantalla del ordenador, tampoco es igual la calidad de Avatar en la sala de cine que en la pantalla del televisor).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No puedo decir que no estoy en desacuerdo contigo. Cualquier comentario será bienvenido siempre que cumpla tres simples condiciones:
- Educación: procure expresarse en términos corteses y evitar las palabras malsonantes.
- Congruencia: no se publicarán comentarios fuera de contexto (para los amantes del "espanglish", me refiero a lo que ellos denominan "offtopic" o "fuera de tópico").
- Ortografía y gramática: Internet está repleto de diccionarios y manuales gratuitos para consultar; además, aunque no son muy fiables, cualquier procesador de texto dispone de corrector ortográfico.