viernes, 30 de abril de 2010

Palin, retrato íntimo

En la sección “Don de Gentes”, Elvira Lindo nos hace partícipes de una curiosa historia sobre la nefanda Sarah Palin, una de las reinas de esta sección, de la cual reproduzco un extracto:


(…) Nos cuenta esa verdad que sospechábamos pero que jamás vimos escrita sobre Palin, la gran madre, la defensora de la familia, la mujer que no abortó y bendice a diario a su niño síndrome de Down, la mujer que tiró adelante con el embarazo de su hija adolescente, la cazadora, la esposa, la luchadora que iba a imponer en la ciudad-cloaca de la política, Washington, el estilo llano de la América real. Así vendió su forma de hacer política, así que es justo que bajo esas condiciones se la juzgue: al parecer, esa gran madre no le dedicaba mucho tiempo a su oficio de gobernadora, llegaba a casa a la hora de comer y se retiraba a su cuarto o se tumbaba para ver en la tele programas de bodas o de remodelación de casas comiéndose un Taco Bell y pasando de su celebrada vida familiar; esa madre trató de convencer a su hija Bristol de que no tuviera al bebé, como no tuvo éxito le rogó que ocultara el embarazo para que luego ella pudiera adoptar a la criatura; como tampoco tuvo éxito, le pidió al noviete de su hija que se cortara el pelo y se dejara vestir por los asesores para sacar provecho público de la situación; esa madre que explotó el hecho de tener un bebé síndrome de Down delegó el cuidado de la criatura en su hija; cuando fue abuela llegaba a casa y decía, “dejadme al bebé; al retrasado no, al otro”; esa esposa ejemplar se peleaba ferozmente con su marido delante de los hijos, sólo interactuaban cuando había cámaras delante; esa mujer del pueblo enloqueció cuando los asesores comenzaron a vestirla, soñaba, si McCain ganaba, que su hija pudiera casarse en la Casa Blanca; esa experta cazadora no había empuñado nunca un rifle; esa madre comprensiva no toleró que la madre del joven Levi estuviera en el hospital el día del parto del nieto, dado que había sido arrestada por vender recetas médicas ilegalmente y afeaba el cuadro ante la prensa. En fin, que el muchacho respira por la herida pero lo hace con grandes dosis de candor. Imagino que McCain se habrá reído lo suyo con la lectura y habrá maldecido de nuevo por dejarse colar ese gol en su campaña. No estaría mal que leyeran el reportaje algunos ultraconservadores españoles que defendían a Palin como la esencia de la América real, cuando todo el mundo sabe que Américas hay varias y Palin representa la más bochornosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No puedo decir que no estoy en desacuerdo contigo. Cualquier comentario será bienvenido siempre que cumpla tres simples condiciones:
- Educación: procure expresarse en términos corteses y evitar las palabras malsonantes.
- Congruencia: no se publicarán comentarios fuera de contexto (para los amantes del "espanglish", me refiero a lo que ellos denominan "offtopic" o "fuera de tópico").
- Ortografía y gramática: Internet está repleto de diccionarios y manuales gratuitos para consultar; además, aunque no son muy fiables, cualquier procesador de texto dispone de corrector ortográfico.