martes, 21 de junio de 2011

Subastan un inodoro que perteneció a John Lennon

Domingo, 29 de agosto de 2010 (Yahoo Noticias / AFP).


Un inodoro que perteneció al 'Beatle' John Lennon fue subastado el sábado en Liverpool por 9.500 libras (11.600 euros), casi diez veces el precio de partida, informó uno de los organizadores del remate.
El inodoro de porcelana blanca y decorado con motivos florales azules fue utilizado por el célebre músico de los Beatles durante tres años, cuando vivía en Tittenhurst Park, en el condado de Berkshire (sudeste de Inglaterra) entre 1969 y 1972.
El objeto, estimado entre 750 y 1.000 libras en el catálogo, fue comprado por un extranjero en una subasta de objetos relacionados con los Beatles.
John Lennon ofreció el inodoro a John Hancock, un albañil que hacía trabajos de renovación en su casa. El músico le propuso que se lo quedara y lo utilizara a modo de maceta. Sin embargo, el obrero conservó el objeto durante 40 años en un cobertizo, hasta que murió y su yerno lo puso a la venta.
Stephen Bailey, organizador de la venta y experto de los Beatles, manifestó su entusiasmo: «es increíble, teníamos apuestas de todas partes, pero fue un comprador extranjero el que se lo llevó».

2 comentarios:

  1. Como macetero pasa. Pero pagar un dineral por esa cosa por el simple hecho de pertenecer a Lennon me parece alucinante, pero ya se sabe que hay gente pá tó

    ResponderEliminar
  2. Je, je, con los coleccionistas de "memorabilia" ya se sabe, sobre todo aquellos que les sobra el dinero.
    Muchas gracias por tu comentario, Lola, y enhorabuena por tu magnífico "blog" de cine.

    ResponderEliminar

No puedo decir que no estoy en desacuerdo contigo. Cualquier comentario será bienvenido siempre que cumpla tres simples condiciones:
- Educación: procure expresarse en términos corteses y evitar las palabras malsonantes.
- Congruencia: no se publicarán comentarios fuera de contexto (para los amantes del "espanglish", me refiero a lo que ellos denominan "offtopic" o "fuera de tópico").
- Ortografía y gramática: Internet está repleto de diccionarios y manuales gratuitos para consultar; además, aunque no son muy fiables, cualquier procesador de texto dispone de corrector ortográfico.