jueves, 15 de diciembre de 2011

Le pide que apague el cigarro y acaba con 16 puntos de sutura

 

El propietario de la bolera Roydy sufre un profundo corte al mediar en una pelea que se formó después de advertir a un cliente que dejara de fumar.
El dueño de un bar y varios clientes han acabado heridos tras una pelea que podría estar motivada por la Ley Antitabaco. Los hechos ocurrieron en la bolera de la localidad cacereña de Montehermoso en la tarde del pasado domingo día 2, horas después de la entrada en vigor de la norma. Pasaban las ocho de la tarde cuando un cliente se encendió un cigarro en el Roydy, local situado en la Plaza de la Constitución. Al verle otro hombre avisó al dueño del local, Juan Francisco Valhondo, para que le ordenara dejar de fumar. «Le dije educadamente que lo apagara. Le pegó un par de caladas y ahí quedó la cosa», explica el dueño.
Cuando parecía que todo había quedado en una simple advertencia, se formó una trifulca en medio del bar. «No vi si se dijeron algo, no vi si volvió a encenderse otro cigarro, había bastante gente en la barra, el caso es que cuando me quise dar cuenta se estaban peleando». Participaban al menos cinco personas, entre ellas el hombre que estaba fumando y su hermano, enfrentados con el cliente que dio cuenta de la infracción y algunos parientes de éste.
El propietario intentó mediar en la trifulca y cuando sacó del establecimiento al cliente que había estado fumando, éste volvió hacia él y le propinó el golpe en la frente, que le causó una profunda herida. «Me golpearon con una botella o un vaso de cristal. No sé con qué me dieron».
La pelea acabó con varias personas en el Hospital de Plasencia. El dueño de la bolera requirió atención médica por un corte de doble trayectoria junto a la ceja izquierda. Recibió entre 16 y 18 puntos de sutura. «Ni siquiera los he podido contar».
Además, en el mismo centro hospitalario tuvieron que ser atendidas otras tres personas que se vieron involucradas en la trifulca, una de ellas con un ojo morado, otra con contusiones en un brazo y otra con la muñeca abierta.
Tras la correspondiente denuncia, todos han empezado a declarar en el cuartel de la Guardia Civil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No puedo decir que no estoy en desacuerdo contigo. Cualquier comentario será bienvenido siempre que cumpla tres simples condiciones:
- Educación: procure expresarse en términos corteses y evitar las palabras malsonantes.
- Congruencia: no se publicarán comentarios fuera de contexto (para los amantes del "espanglish", me refiero a lo que ellos denominan "offtopic" o "fuera de tópico").
- Ortografía y gramática: Internet está repleto de diccionarios y manuales gratuitos para consultar; además, aunque no son muy fiables, cualquier procesador de texto dispone de corrector ortográfico.