lunes, 30 de abril de 2012

Movistar aporta un contrato en blanco con una firma manipulada para “demostrar” una falsa alta

 

La empresa incluye a un usuario en dos registros de morosos por negarse a pagar casi 600 euros de penalización tras anular una línea que nunca solicitó.
Movistar ha enviado a FACUA-Consumidores en Acción un contrato en blanco con una firma manipulada digitalmente para demostrar una falsa alta objeto de una reclamación. La asociación ha trasladado el caso a la Fiscalía.
La empresa ha incluido a un usuario en los registros de morosos por negarse a pagar casi 600 euros de penalización tras anular una línea que nunca solicitó.
En septiembre de 2010, Carlos F. L., de Sevilla, recibió una factura de Movistar correspondiente a un número desconocido para él. Tras reclamar la anulación de la línea, le llegó un segundo recibo, de nada menos que 589,74 euros.
El operador pretende cobrarle esa cantidad en concepto de penalización por haber incumplido un supuesto contrato de permanencia aparejado a un iPhone que asegura que le entregó cuando se produjo el alta.
Tras ser incluido en los registros de morosos Asnef y Badexcug por no pagar dicha cantidad, el afectado se asoció a FACUA para que emprendiera actuaciones en defensa de sus derechos.
El equipo jurídico de la asociación reclamó al operador que anulara los recibos emitidos irregularmente y excluyera al usuario de los ficheros de morosos.
«Adjuntamos contrato para su comprobación», indica el director de Servicios Comerciales de Movistar en una carta donde afirma que Carlos sí contrató la línea.
Para demostrarlo aporta un contrato donde no aparecen ni los datos personales del usuario ni el número de teléfono dado de alta, sólo una firma que ni siquiera está manuscrita, sino manipulada digitalmente e insertada en cuatro apartados del documento.
Además de denunciar estos graves hechos ante la Agencia Española de Protección de Datos, FACUA ha solicitado a la Fiscalía de Sevilla que instruya un procedimiento penal ante la manipulación de la firma del usuario.

Esta hipoteca no es mía



Cuando Bank of America trató de ejecutar una hipoteca a Warren y Maureen, propietarios de una casa en el condado de Collier (Florida), la pareja acudió a los tribunales para demostrar que no había ninguna hipoteca y que, además, habían comprado la casa con dinero en efectivo.
El caso tardó en resolverse cerca de un año, pero la pareja lo ganó en los tribunales. El juez ordenó a Bank of America pagar los gastos legales. Cuando, después de cinco meses, el banco aún no había pagado a los Nyerges el dinero que les debía; la pareja hizo lo que los bancos suelen hacer. Fue hasta la sucursal del banco junto a su abogado, policías y camiones de mudanzas.
El abogado de la pareja, Todd Allen, encargó a los empleados de la mudanza cargar con los activos del banco. «Les encargué entrar y coger los escritorios, las computadoras, las fotocopiadoras, los muebles y hasta el dinero en efectivo de las cajas», dijo Allen.
Después de una discusión que duró aproximadamente una hora, el jefe del banco le pagó a la pareja con un cheque y se disculpó por el retraso, culpando del problema a un abogado que ya no trabaja para la empresa.
«Como abogado defensor puedo decir que se ha hecho justicia», dijo Allen. «Esto es síntoma de un problema mayor».

Merkel, los pepinos y el fantasma del populismo

 

No hay nada más peligroso en política que invocar al pueblo. Todos los autoritarismos, ideologías colectivistas y totalitarismos cantan las excelencias del pueblo y afirman que sus gobiernos descansan en la aquiescencia del pueblo y están a su servicio…
Un pueblo armonioso y siempre amenazado por los traidores de dentro y los enemigos exteriores. El populismo como análisis y solución simple frente a una realidad compleja. La del pluralismo y la sociedad abierta.
Los nazis exaltaron al buen pueblo alemán mientras le mostraban chivos expiatorios a los que acusaban de ser la causa de todos los males. La propaganda comunista siempre ha tenido enemigos del pueblo a los que perseguir. La Venezuela de Chávez o las satrapías de Oriente Próximo y del resto del mundo están llenas de discursos inflamados en defensa del pueblo y de persecuciones a sus enemigos internos y externos. El populismo siempre es un insulto a la inteligencia y un instrumento para controlar a una sociedad que se quiere acrítica.
Pero la tentación del populista no es exclusiva de los regímenes autoritarios y totalitarios, también está en las democracias. Partidos particularistas y con tintes xenófobos en Europa, Tea Party en Estados Unidos y un creciente número de grupos reivindicativos particulares que se consideran el pueblo en su totalidad y niegan la representatividad de los políticos democráticamente elegidos. Incluso los partidos que dicen rechazar este tipo de prácticas recurren, cada vez más, a las formas populistas. Parafraseando a Marx, un fantasma recorre el mundo Occidental: el fantasma del populismo. En estos momentos, el populismo es la principal amenaza de la democracia y de una Unión Europea sólida, con una economía moderna, presencia internacional relevante y que refuerce el Estado del Bienestar.
El 18 de mayo pasado, Angela Merkel afirmó en un acto de su partido (CDU) que en Grecia, España y Portugal la gente no debe jubilarse antes que los alemanes y amenazó con que Alemania sólo iba a ayudar a quienes se esfuerzan y no a quienes tienen muchas vacaciones y trabajan poco. Lo grave de esta afirmación es que procede de la persona políticamente más influyente de Europa. De sus palabras parecería deducirse que las cualidades genéticas o culturales de los habitantes del Sur de Europa están en el origen de la crisis económica que padecemos y no el desastre, la inmoralidad y la avidez del sistema financiero.
Lo peor es que, como suele ocurrir con las afirmaciones populistas, lo que dijo es falso. Como recuerda Rafael Poch, la media de horas anuales de trabajo por empleado en España es de 1.654. En Alemania de 1.390 horas. Aquí, las vacaciones y festivos suman una media de 36 días. En Alemania quienes cuentan con empleo tienen 39,6 días de vacaciones. La jubilación media española y alemana están en cifras similares: 62,0 y 62,6 años, respectivamente.
Y, finalmente, si Alemania es quien más aporta al Fondo de Rescate de la eurozona (17 países) en cifras absolutas, lo es por su condición de país con más población y por ser la principal economía; pero luego ocupa el sexto lugar en aportaciones por habitante y el décimo según el porcentaje de su PIB destinado al fondo, por detrás de Portugal, Italia y España. Merkel, como muchos líderes políticos en esta época de crisis, prefiere buscar culpables fáciles a asumir responsabilidades, aunque su política tenga mucho que ver con la deficiente respuesta europea a la crisis y el auge del populismo alemán.
Una semana después, el 27 de mayo, la ministra de Salud de la ciudad-estado de Hamburgo, Cornelia Preafer-Storcks, del SPD, declaraba que los pepinos españoles eran la causa de un brote infeccioso que había acabado con la vida de varias personas. El problema es distinto al derivado del exabrupto de Merkel. Ahora se trata de una alarma sanitaria y hay muertos. El exceso en la prevención está momentáneamente justificado. La irresponsabilidad populista, no. Dicho de otro modo, hubiese sido normal alertar sobre el consumo de verduras; pero, con la información que se poseía, no tenía sentido ni acusar a los pepinos ni precisar su procedencia española. No es imaginable que una autoridad sanitaria, por muy alemana que fuese, actuara de la misma manera si los pepinos sospechosos hubieran sido alemanes, franceses, ingleses, suecos o noruegos.
Después, los informes técnicos han ido mostrando no sólo que los pepinos españoles no son la causa de la infección, sino que el origen del problema puede estar en Hamburgo. Paralelamente, el comportamiento de las administraciones alemanas ha dejado maltrecho el mito de la eficiencia alemana, vista la falta de coordinación y el descontrol en la información, además de la no asunción de responsabilidad por sus errores.
En nuestro país, el Gobierno de España, pasado el desconcierto inicial, ha actuado de manera básicamente correcta: ha seguido la crisis puntualmente, se puso en contacto inmediatamente con las autoridades europeas y alemanas para colaborar en la solución del problema, ha destacado que España es un país con unos controles sanitarios exigentes en sus frutas y verduras, y, tan pronto ha tenido información, ha negado que los pepinos españoles sean el origen de la infección; ahora, estudia exigir indemnizaciones a Alemania o la UE por las pérdidas sufridas por los agricultores. Quizás su actuación podría haber sido más histriónica en los medios de comunicación, pero con ello no habría solucionado nada y habría alimentado el populismo hispano.
El PP, por el contrario, obsesionado por no soltar la presa de un PSOE moribundo, no ha tenido reparos, con Rajoy a la cabeza, de cargar contra el Gobierno español por, en su opinión, haber actuado en esta crisis sin firmeza, mal y tarde. Incluso la habitualmente ponderada y sensata responsable de política social del PP, Ana Pastor, ha repetido la posición oficial de su partido sin indicar qué y cómo se deberían haber hecho cosas en modo alternativo.
En el corto plazo, la actitud del PP puede tener alguna lógica; pero parece pobre y refuerza las críticas que se hacen a este partido sobre su ausencia de sentido de Estado cada vez que España tiene un conflicto dentro de la Unión Europea. Más aún, algunos gestos del PP en esta crisis apuntan a que sectores de este partido tienen una querencia fácil por las formas populistas.
Ciertamente, el populismo no es algo exclusivo de un partido, pero tanto algunas actuaciones del PP en la crisis de los pepinos, como el reciente experimento de construir un discurso xenófobo con el candidato del PP en Badalona, Xavier García-Albiol, o el exagerado victimismo de Francisco Camps desde 2004 insistiendo en la idea de una ignominiosa conspiración socialista contra la Comunidad Valenciana, apuntan a que una parte de la derecha española, como le ocurre a parte de la derecha europea, se siente atraída por el populismo. Y eso es jugar con fuego.

viernes, 20 de abril de 2012

Jesús Carballo, doble campeón mundial de barra fija y presidente de la Federación Española de Gimnasia, sufriendo al periodista español del siglo XXI

 

«Recuerdo a un fotógrafo que me dijo: “A ver, te subes a las anillas, haces el Cristo, te quedas ahí un rato y te voy disparando”. Y yo: “Mira, tienes dos segundos para hacer la foto” [se ríe]. Como si fuera… Hacer un ‘Cristo’ es la leche, son cinco años de trabajo. Yo hice el primero a los 17.»

¿Juega tu banco con el hambre del mundo?

 

Hay entidades bancarias que se jactan de su obra social, pero sus pequeños inversores desconocen su especulación financiera, que favorece el incremento del precio de los alimentos básicos y lleva a la pobreza a millones de personas.
De acuerdo con el último informe trimestral de la FAO, el índice de precios alimentarios ha crecido más del 60 % en los últimos dos años, varios puntos por encima de la escalada de 2007-08. Si en aquel momento la subida empujó al hambre a 250 millones de personas, no es difícil imaginar lo que ocurrirá en los próximos meses para un número incontable de familias en África, América Latina y Asia.
Se trata de una situación grave que debería preocuparnos a todos… a menos que uno se siente en el consejo de administración de una entidad financiera. En ese caso tal vez se haya topado con una estupenda oportunidad para sacar tajada. Gracias a los masters y al ingenio de los economistas de grandes firmas como Goldman Sachs y J. P. Morgan, durante los últimos años han proliferado los artilugios financieros que permiten al inversor apostar sobre el precio que alcanzarán los alimentos que se comen los demás. Como en cualquier otro casino, las ganancias pueden ser elevadas, pero también el riesgo asociado a ellas. El precio de los alimentos básicos sigue pulverizando récords en los mercados internacionales.
Aunque no está nada claro que la especulación financiera esté en el origen de la subida de precios, parece indudable que los especuladores contribuyen a sostenerla y, lo que es más importante, multiplican la volatilidad de los mercados. Eso es lo que hace más daño a los productores y consumidores pobres, incapaces de aguantar el shock o de aprovechar sus oportunidades. ¿Qué margen tendría usted si el 70 % de sus ingresos familiares estuviese destinado a la compra de alimentos?
La mala noticia es que estos últimos meses constituyen un déjà vu de la burbuja de 2008, que vino acompañada de un incremento extraordinario de las operaciones especulativas. Los mercados de futuros en el sector alimentario se habían multiplicado por tres entre junio de 2004 y febrero de 2008. De acuerdo con la declaración de Michael Masters ante el Senado de los Estados Unidos (citada aquí por The Guardian), “la mayor parte del negocio [alimentario] es especulación; yo diría que entre un 70 y un 80 por ciento”. Michael lo debería saber, porque el hedge-fund de Wall Street que dirigió durante 12 años ganó mucho dinero con el uso de estos productos financieros.
Pero no todos los tiburones son estadounidenses o británicos. Nuestra Caixa de Cataluña, por ejemplo, ha sacado al mercado su Depósito 100 % natural, que anima a los inversores españoles a beneficiarse del encarecimiento del maíz, el azúcar y el café. Los dos primeros constituyen parte de la dieta básica de cientos de millones de personas que se enfrentan a una nueva crisis alimentaria por unos precios que se han disparado con respecto a 2009. ¿Hay algo 100 % natural en todo eso?
No estoy seguro de que los pequeños inversores de Caixa Cataluña vayan a tener un gran impacto en el mercado. Pero no es eso lo que debería importar a los clientes presentes y futuros de esta caja de ahorros que se jacta de su obra social, sino el modo en el que sus directivos entienden la responsabilidad ética de una entidad financiera. Cuando ayer por la mañana llamé para informarme sobre este depósito, la comercial que me atendió amablemente resumió todo el interés del producto en una sola frase: «Se trata de un mercado que está evolucionando muy positivamente». «¿Positivamente para quién?», pensé yo. Ahora me arrepiento de no haber hecho la pregunta, así que, si ustedes son clientes, tal vez quieren llamarles y hacérsela.

viernes, 13 de abril de 2012

Recrimina una mala acción de un niño y el padre le agrede



Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a J.R.E.J., de 52 años, por un presunto delito de lesiones a un hombre que había recriminado a un hijo del agresor por una mala acción en el Parque de la Isla. El sujeto acudió acompañado de un joven, que sujetó a la víctima mientras el agresor le daba puñetazos en la cara, causándole lesiones de las que ha sido asistido en el hospital. La Policía continúa las investigaciones para detener al joven acompañante que participó en la agresión.

Un ejecutivo de Telefónica juega a marcianitos mientras se acuerda el despido de 8.500 personas


Netanyahu desafía el plan de paz ante el Congreso de EE. UU.

 

El primer ministro de Israel muestra su oposición a la propuesta de Obama.
Benjamín Netanyahu proclamó ayer ante el Congreso de Estados Unidos, reunido en sesión conjunta de senadores y representantes, que estaba dispuesto a hacer “dolorosas concesiones” para conseguir la paz con los palestinos. Costaba imaginar cuáles podrían ser esas concesiones, dado que el proyecto de paz que ofreció excluía de cualquier negociación Jerusalén, la presencia militar israelí en el Jordán, el grueso de las colonias en los territorios ocupados y el retorno de refugiados. Netanyahu no propuso nada nuevo y sus palabras, recibidas con entusiasmo, indicaron que el Gobierno de Israel se siente fuerte y no considera urgente un acuerdo de paz.
El primer ministro israelí demostró ser mucho más popular en el Congreso de Washington que en la propia Knesset de Jerusalén. Hasta 26 veces se levantaron los congresistas para aplaudirle, conscientes, tanto republicanos como demócratas, de que 2012 es año electoral y nadie puede prescindir de los votos y las donaciones judías.
Netanyahu, que ya fue invitado a hablar ante una sesión conjunta en 1996, consiguió una victoria frente a Barack Obama, un presidente al que detesta: hizo una exhibición de poder político en EE. UU. que debería disuadir a Obama ante cualquier tentación de llevarle la contraria.
La muy artificial controversia sobre la propuesta de Obama de considerar las fronteras del armisticio de 1948, es decir, previas a la guerra de 1967, como base de una negociación (algo asumido en anteriores rondas negociadoras), fue parte de una estrategia que Netanyahu completó ayer con su triunfal discurso. El mensaje del primer ministro israelí consistió, en resumen, en que los palestinos y la comunidad internacional debían asumir las reglas impuestas por Israel si aspiraban a un cambio en la actual situación. La OLP valoró el discurso de Netanyahu como “un nuevo obstáculo para la paz”.
Netanyahu siempre ha rechazado la precondición palestina de que se frene la colonización israelí en los territorios ocupados antes de negociar. Pero él puso ayer sobre la mesa una larga lista de precondiciones. Para empezar, Jerusalén, que debía permanecer indivisa y bajo soberanía israelí. Luego dijo que el grueso de los asentamientos en los territorios ocupados (300.000 personas sin incluir Jerusalén Oriental) debía quedar dentro de Israel. Añadió que el Ejército israelí debía mantener bases junto al Jordán, en la zona oriental de Cisjordania, y que un hipotético Estado palestino debía someterse a una “completa desmilitarización”. Los refugiados palestinos, dijo, podían volver al futuro Estado palestino, nunca a sus lugares de origen en Israel.
Como era de esperar, Netanyahu rechazó por completo cualquier contacto con Hamás, a la que denomina “la rama palestina de Al Qaeda”, una organización considerada terrorista en Estados Unidos que constituye un mal socio para un diálogo (dispara cohetes desde Gaza, se niega a reconocer el derecho de Israel a la existencia y propone en su carta fundacional que se mate a los judíos allí donde estén), pero que, sin embargo, representa más o menos a la mitad de la sociedad palestina.
Netanyahu negó incluso que “Judea y Samaria”, las dos regiones de Cisjordania según la terminología israelí, estuvieran bajo “ocupación extranjera”, evocando a Abraham y David para subrayar los vínculos de Israel con ese territorio. Cuando habló de hacer “dolorosas concesiones” su electorado entendió perfectamente que se refería a la posibilidad de ceder una parte, por pequeña que fuera, de los territorios ocupados.
Y culpó a los palestinos de que no hubiera paz: «¿Por qué la paz se nos escapa una y otra vez? Porque los palestinos se niegan a aceptar un Estado palestino si eso supone aceptar un Estado judío junto al mismo». En realidad, la OLP aceptó Israel hace ya más de 20 años. Sí se niega a definir Israel como “Estado judío”, dado que 1,3 millones de sus ciudadanos son árabes palestinos.

Todo nos gusta

 

Se puede televisar en directo un test de embarazo, se puede abusar (también en directo) de una deficiente mental, se pueden bautizar instalaciones hospitalarias con incubadoras de atrezo y se puede inaugurar un aeropuerto sin aviones. Más aún: las autoridades, en el acto de inauguración al que nos referimos, se felicitaron de que las pistas de despegue y aterrizaje, lejos de servir para lo que habían sido diseñadas, se utilizaran para tomar la merienda. En fin, que los señores de la foto están tan contentos porque se han gastado 150 millones de euros en un complejo aeroportuario sin actividad. Lejos de esconderse, de dimitir, de solicitar disculpas, reunieron a sus simpatizantes (¡que los tienen!) y a los medios de comunicación para jactarse públicamente de su hazaña. El señor de la izquierda de la foto llegó a proclamar en su discurso (y sin ironía aparente) que el de las gafas de sol era un visionario, es decir, que había visto antes que nadie la inutilidad de aquellas instalaciones y que por eso mismo acometió su construcción y que también por eso mismo hacían ahora una fiesta a la que acudieron unos 1.500 invitados que no veían contradicción alguna en el hecho. Y no eran los únicos, pues cuantos más actos absurdos perpetra esta pareja, más votos reciben, del mismo modo que cuantos más test de embarazos se realizan en directo o más se abusa de las personas deficientes, mayor es la audiencia televisiva. Quiere decirse que tras la inauguración no hubo revueltas porque ya nada nos extraña, todo nos parece normal, a todo decimos que sí, todo nos gusta a condición de que nos produzca asco.

miércoles, 4 de abril de 2012

Enrique Cerezo

 

«Los internautas están robando sin pagar nada y quien roba debe ir a la cárcel».

Ono intentó cobrar a un usuario más de 14.000 euros en llamadas que no había realizado

 

La Setsi tarda más de dos años en resolver que no debe pagar el recibo, tras las reiteradas reclamaciones de FACUA.
Tras las actuaciones de FACUA-Consumidores en Acción, la compañía de telecomunicaciones Ono ha tenido que anular un recibo por importe de 14.393 euros con miles de llamadas falsas a líneas 905.
Jorge Velasco, con domicilio en Almería, recibió en agosto de 2008 una factura de Ono en la que aglutinaba llamadas a líneas con prefijo 905 supuestamente realizadas desde el mes de abril y que la compañía no le había incluido en los recibos de los periodos correspondientes.
La Secretaría de Estado de Telecomunicaciones (Setsi) ha tardado más de dos años en resolver que el usuario no tiene que pagar el recibo.
Pero FACUA denuncia que en la inmensa mayoría de sus resoluciones el organismo del Ministerio de Industria se posiciona a favor de los intereses de las compañías indicando que las víctimas de la facturación de llamadas no realizadas deben abonarlas, por el mero hecho de que los recibos las reflejan, como si los sistemas informáticos de facturación de las empresas nunca fallasen.
FACUA recibe más de 3.000 casos de llamadas falsas a 905.
El de Jorge es uno de los más de 3.000 casos que FACUA ha recibido desde finales de 2008 en los que los usuarios de distintas compañías denuncian la facturación de llamadas a líneas de concursos que no fueron realizadas.
La asociación está tramitando reclamaciones de afectados, que pueden informarse y contactar con ella a través de la página web FACUA.org/905.
Dada la negativa de Ono a anular la factura ante las numerosas reclamaciones de Jorge, éste decidió asociarse a FACUA Almería para que emprendiera acciones en defensa de sus derechos.
«Consulté mi factura por Internet y al ver el importe llamé y me indicaron que no me preocupara porque se había producido un error informático», recuerda Jorge. «Pero pasó el tiempo y recibí en casa la factura, de 300 páginas. Cuando volví a llamar a Ono, me dijeron que tenía que pagarla y que no había ningún error».
Ono argumenta que nunca comete errores.
La respuesta de Ono fue que su sistema de facturación había sido verificado y revisado en diversas ocasiones y en todas ellas concluyó que las llamadas eran correctas. «Se trata de un sistema de comprobación tecnológico, totalmente creíble, fidedigno y sin error, con una fiabilidad del 100%», aseguró la compañía.
Para FACUA, resulta curioso que Ono argumentase que tiene el primer sistema informático infalible del mundo y que a su vez éste hubiera cometido errores durante meses olvidando incluir en los recibos miles de llamadas a líneas 905.
«Ono amenazó con incluirme en un registro de morosos, pero FACUA lo evitó», indica el usuario. Durante el trámite de la reclamación, la asociación exigió a la compañía que se abstuviese de incorporar sus datos a un fichero de insolvencia patrimonial, dado que no tenía pruebas de que la deuda fuese cierta.
FACUA denunció el caso ante la Setsi que, como es habitual, resolvió en contra del usuario, instándole a pagar las llamadas por el mero hecho de que éstas apareciesen en la factura de Ono. Ante esto, la asociación presentó un recurso de reposición y ahora el organismo ha decidido por fin estimar la reclamación.
La Setsi rectifica.
Más de dos años después de la primera reclamación, la Setsi ha rectificado su primera resolución señalando que el usuario no tiene que pagar porque en el recibo se incluyen llamadas realizadas más de cuatro meses antes de la fecha de facturación. El organismo apela a la regulación sobre exactitud de las facturas, constituida por la Orden ITC/912/2006, de 29 de marzo.
En su Anexo II, el apartado A.II.4 establece entre los “requisitos relativos a la puntualidad en la facturación” que “cualquier evento susceptible de cargo cuyos detalles no estén disponibles cuando se está preparando la factura —por ejemplo, por ser objeto de algún tipo de rechazo o por ser necesario disponer de datos facilitados por otro operador— deberá ser incluido en una factura que se emita no más tarde del cuarto mes posterior a la fecha de ocurrencia de dicho evento”.
El caso de Jorge es la segunda factura fraudulenta de mayor cuantía resuelta por FACUA relacionada con llamadas falsas a líneas 905. El año pasado resolvió el caso de otro usuario, Heiko Kraft, un alemán residente en Barcelona, también cliente de Ono, al que la compañía había intentado cobrar casi 20.000 euros.

Telefónica propone bonus millonarios para sus directivos tras anunciar el recorte de plantilla

 

La empresa planea incentivos de 450 millones para sus ejecutivos y el reparto de 6.900 millones en dividendos tras anunciar ayer la eliminación del 20 % de sus puestos de trabajo en España.
Telefónica causó este jueves un fuerte revuelo al anunciar un recorte del 20 % de la plantilla en España, que pilló por sorpresa a los sindicatos y al Gobierno, los cuales mostraron su malestar. Pero la empresa se guardaba otras dos sorpresas. Pasada la medianoche, envió a la Comisión Nacional del Mercado de Valores la convocatoria de su próxima junta de accionistas, a celebrar el 18 de mayo, en la que propone que se aprueben incentivos millonarios para premiar a sus directivos en los próximos años. Y algo más tarde propuso también el pago de un dividendo de 0,75 euros por acción para el 6 de mayo y de 0,77 euros en el segundo semestre, lo que equivale a algo más de 6.900 millones en total.
El principal de los planes de premios es el denominado PIP, abreviatura de Performance & Investment Plan. El plan consiste en la entrega de acciones de Telefónica en concepto de retribución variable y en función del cumplimiento de los objetivos que se establezcan. El fin del plan, según Telefónica, es “alinear los intereses del Equipo Directivo del Grupo Telefónica con los de sus accionistas”.
La compañía explica que el grupo de potenciales partícipes está compuesto por aproximadamente 1.900 directivos. “El importe máximo total destinado al plan se fija en la cantidad de 450 millones de euros”, señala Telefónica.
El plan PIP tendrá una duración total de cinco años y se dividirá en tres ciclos de tres años de duración cada uno de ellos (es decir, con entrega de las acciones que correspondan en cada ciclo a los tres años de su inicio), independientes entre sí. El primer ciclo se iniciará el 1 de julio de 2011 (con entrega de las acciones que correspondan a partir del 1 de julio de 2014), es decir, coincidirá plenamente con el periodo en el que Telefónica planea reducir un 20 % su plantilla en España. El tercer ciclo arrancará el 1 de julio de 2013 (con entrega de las acciones que correspondan a partir del 1 de julio de 2016).
Entre los partícipes del PIP están los actuales consejeros ejecutivos de Telefónica quienes, en caso de cumplirse en su integridad los requisitos y condiciones establecidos en el Plan, tendrían derecho a recibir, a la finalización del primer ciclo, el siguiente número de acciones: César Alierta Izuel: 390.496 acciones; Julio Linares López: 234.298 acciones; y José María Álvarez-Pallete López: 124.249 acciones. Las acciones que le corresponderían como máximo a Alierta en el primer bloque están valoradas en unos siete millones de euros. Las cantidades a recibir en los otros dos ciclos se irían fijando sucesivamente, pero la empresa ha puesto un tope de 37 millones de euros para esos tres ejecutivos en los dos bloques restantes.
Las acciones que efectivamente se reciban dependerán de la evolución de Telefónica en Bolsa en comparación con las acciones del índice Dow Jones Global Sector Titans. En el mejor de los casos, si la compañía está entre las más rentables en Bolsa en esos plazos, el premio podría llegar a ser del 125 % de la cantidad asignada. Las acciones que se entreguen procederán de la autocartera o de ampliaciones de capital.
Al margen del PIP, el consejo de Telefónica también propone a la junta que apruebe un plan restringido de incentivo a largo plazo consistente en la entrega de acciones de Telefónica destinado a empleados y personal directivo y ligado a su permanencia en el Grupo Telefónica por importe máximo de 50 millones de euros.
Además, también se propone a la junta aprobar un Plan Global de compra incentivada de acciones de Telefónica dirigido a empleados, incluyendo el personal directivo, así como a los consejeros ejecutivos del Grupo Telefónica. El Plan tendrá una duración mínima de dos años y máxima de cuatro años a contar desde su implantación. El importe asignado a este plan no superará los 65 millones de euros.
La documentación puesta a disposición de los accionistas también indica que los consejeros ejecutivos tienen un blindaje de tres a cuatro anualidades. Asimismo, se indica que el BBVA cerró 2010 con una participación del 6,279 % en la compañía. Por otro lado, el orden del día de la junta confirma que el representante de China Unicom que se sentará en el consejo de Telefónica será su presidente, Chang Xiaobing.