martes, 28 de enero de 2014

La discoteca Moma, desalojada por quintuplicar el aforo



Una hora y media ha tardado la Policía Municipal en desalojar esta madrugada la discoteca Moma, una de las más conocidas de la noche madrileña. Este local situado en el distrito de Chamberí quintuplicaba a las cuatro y media de la mañana el aforo permitido por su licencia de funcionamiento, según ha informado el Ayuntamiento de la capital. El establecimiento, que se ha visto salpicado en la polémica en diversas ocasiones, ya ha estado clausurado en anteriores ocasiones por incumplir la normativa local.
Los agentes de la Unidad Integral de Distrito de Chamberí han acudido de madrugada a la discoteca, situada en un local con decoración muy moderna en el número 56 de la calle de José Abascal, a hacer una inspección rutinaria. Al llegar, se han encontrado con que había gran cantidad en el exterior. Ya en el interior, han comprobado que había mucha más gente de la que permite la licencia. Esta limita a 298 personas el aforo máximo.
Ante esta situación, los policías municipales han contactado con la encargada del local y le han comunicado que el aforo estaba ampliamente sobrepasado. También lo han hecho con el personal de seguridad, ordenando el desalojo paulatino de la discoteca con el objeto de garantizar la integridad física de los clientes, según fuentes municipales.
El desalojo del Moma se ha prolongado durante una hora y media, mientras los agentes encargados de la inspección contaban uno a uno a los clientes. Al final ha salido un resultado de 1.510 personas, lo que supone quintuplicar el aforo permitido, según consta en el acta que han levantado los agentes. La salida de las personas se ha producido sin ningún tipo de incidentes, de forma pacífica y voluntaria. Esta infracción está castigada por la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de la Comunidad de Madrid como una falta muy grave, según recoge el artículo 37.11: «La superación del aforo máximo cuando comporte un grave riesgo para la seguridad de personas o bienes». Puede llevar aparejada sanciones de hasta 300.506 euros y la clausura del local entre seis meses y un día a dos años.
Los agentes también han levantado acta sancionaría [sic] contra la cafetería que hay contigua al local y que pertenece a la misma empresa. En este caso habían incumplido, según fuentes municipales, el horario de cierre al hallarse clientes en su interior a las 5.15 de la madrugada.
Este periódico ha intentado recabar sin éxito la versión de la dirección de Moma. Este local ha estado envuelto en cierta polémica en al menos dos ocasiones desde su apertura. Fue clausurado el 21 de noviembre de 2008, junto a La Riviera y But (situado en la plaza de Barceló), días después de que muriera a manos de un portero un joven en la discoteca Balcón de Rosales. Tras cinco meses de reformas y poner la documentación al día reabrió al público con menos personal.
En septiembre de 2011, la titular del Juzgado de Instrucción número 43, Coro Cillán, clausuró el local para favorecer a uno de los socios y supuesto amigo. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) suspendió durante 15 años a la magistrada el pasado 11 de octubre al encontrarla culpable de un delito de prevaricación. La magistrada procedió al precinto del local «sin fundamentación específica alguna», según el TSJM. Además, otorgó la administración judicial del Moma, con un sueldo de 2.500 euros al mes sin que existiera ninguna razón, a su supuesto novio, Francisco Javier Caballero Dotres.

El Parral amanece como un basurero



No parece que se haya tenido muy en cuenta el mensaje de Patrimonio Nacional, que recientemente cedió El Parral a la ciudad por solo dos años más, cuando expresó su preocupación por el estado en que queda el parque cada vez que un botellón acompaña a una fiesta universitaria. Una vez más, no se puso remedio y volvió a amanecer lleno de suciedad.

martes, 21 de enero de 2014

Nacho Villa defiende que la información del crimen machista fue «impecable»



El director general de Radio Televisión Castilla-La Mancha, Ignacio Villa, ha afirmado que la información de la televisión autonómica sobre el crimen machista de Cifuentes (Guadalajara) fue «impecable» y ha asegurado que no hay «nada que rectificar» sobre la misma.
Villa, que ha comparecido en las Cortes de Castilla-La Mancha para hablar de los presupuestos, ha afirmado que «la manipulación, la vileza, la mezquindad, la ruindad» con la que el PSOE ha utilizado una información en la televisión autonómica «no tiene precedentes», más aún cuando se trata de un crimen machista. En ese sentido, incluso a [sic] espetado al portavoz socialista en la comisión, José Manuel Caballero: «mándeme si quiere un sicario a mi casa esta noche a que me dé una paliza, pero no me acuse de lo que no he hecho».
El objeto de la polémica es el informativo de las ocho de la tarde del lunes 11 de noviembre de CMT, que se abrió con una imagen de una picadora de carne para acompañar la información sobre el crimen machista cometido en Cifuentes por un carnicero, que confesó haber matado y descuartizado a su pareja. En ese informativo también se emitió una pieza breve sobre los instrumentos que puede utilizar un carnicero para despiezar carne.
Villa, que ha comenzado su intervención pidiendo un minuto de silencio por las cuatro víctimas de asesinatos machistas este año en Castilla-La Mancha, ha afirmado que la noticia fue tratada con «absoluta pulcritud y delicadeza» y se apoyaba en una información publicada por muchos medios, que el asesino había vendido carne de la víctima para las rehalas de los cazadores del pueblo. Asimismo, ha indicado que en la noticia incluso se decía que las amigas de la víctima recogen fondos para que su madre pueda venir a España.
En cuanto a la pieza sobre el instrumental de los carniceros, ha indicado que su único objetivo era «sensibilizar socialmente a los espectadores de la gravedad, trascendencia y brutalidad de lo ocurrido». Villa ha asegurado que en todos los años que lleva en la profesión nunca había visto «nada semejante» como el trato que el PSOE ha hecho de la violencia machista y la «kale borroka mediática» que ha hecho para «calentar» su comparecencia.
«Es la caza al hombre, la caza al periodista», ha denunciado Villa, quien ya hizo esa acusación en su última comparecencia parlamentaria y, también como entonces, ha insistido en que «esto es Chicago años 20». Villa ha aprovechado su comparecencia para reclamar a los dirigentes socialistas que «dejen de coaccionar, de perseguir, de provocar a los periodistas, aunque no les hagan la ola».

Imágenes de una picadora de carne para informar de un descuartizamiento



El Comité de Empresa de Radio Televisión Castilla-La Mancha (RTVCM) ha denunciado el tratamiento informativo «amarillista, humillante, hiriente, macabro y desagradable» que considera que la cadena está dando a las noticias sobre el caso de violencia de género ocurrido en la localidad de Cifuentes (Guadalajara), en el que un hombre mató y descuartizó a su mujer. Los representantes de los trabajadores han asegurado hoy en un comunicado que «el colmo de esta actitud» fue empezar el informativo nocturno del lunes con unas imágenes de una picadora de carne y otros utensilios propios de un carnicero, oficio que ejercía el asesino confeso. El PSOE regional ha pedido a la presidenta castellanomanchega, María Dolores de Cospedal, el «cese inmediato» del periodista Ignacio Villa como director general de la televisión autonómica.
Las imágenes sirvieron para abrir los sumarios del informativo y luego se pegaron a la información sobre la última hora del caso, con testimonios de los vecinos. «Hoy hemos conocido que el presunto asesino pudo vender los restos triturados de Carolina [la víctima] como comida para perros; esta tarde hemos estado en una carnicería para conocer cómo son las máquinas picadoras de carne», señaló la presentadora para dar paso a los vídeos.
«Ni entendemos ni mucho menos compartimos el criterio con el que esta noticia se ha incorporado a la escaleta del espacio informativo», señala la nota de los representantes de los trabajadores. Los sindicatos de RTVCM han denunciado que la cadena se encuentra en manos de «gente sin ética ni dignidad periodística y que, así lo demuestra día a día, piensa que en televisión vale todo».
Además, el secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Vaquero, ha enviado una carta a la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, en la que le solicita el «cese inmediato» de Villa. A juicio de los socialistas, el silencio de Cospedal ante lo ocurrido «sería interpretado en clave de complicidad respecto al intolerable tratamiento informativo de un caso tan sensible y doloroso como este». El texto añade que se trata del «enésimo ejemplo de la atroz manipulación y amarillismo en el que está cayendo este medio dirigido por Ignacio Villa y que en este caso supera todos los límites permitidos en una sociedad».
En concreto, los socialistas también envían con la carta un soporte audiovisual para que Cospedal pueda «comprobar el repugnante, morboso y macabro tratamiento informativo empleado para acompañar la información de este doloroso suceso, en el que se muestran imágenes de utensilios de carnicería y de fragmentos de carne troceada, descuartizada y picada, ofreciendo una cruel y encarnizada simulación del crimen, intolerable en un medio informativo como la televisión pública».
Por ello, el PSOE asegura que se está «atentando contra los más elementales principios de ética profesional y faltando a los principios regulados en la Ley de Creación del Ente Público de RTVCM» y recuerda que también la Ley Orgánica de medidas de protección integral contra la violencia de género recoge que en la difusión de informaciones relativas a la violencia sobre la mujer «se tendrá especial cuidado en el tratamiento gráfico de las informaciones».

miércoles, 15 de enero de 2014

Carteristas, atracadores y semáforos



Imaginen una ciudad donde los conductores que se saltaran los semáforos en rojo no fueran sancionados. Donde los ciudadanos honorables circulasen según las reglas, pero los desaprensivos lo hicieran a su aire, sin respetar nada y con absoluta impunidad. Dejando aparte el caos resultante, está claro que quienes no respetaran los semáforos tendrían ventaja sobre los otros. Llegarían antes a todas partes y acabarían siendo amos de las calles, aparte de causar innumerables víctimas entre quienes, confiados en el correcto funcionamiento de los semáforos y el respeto a las normas, se vieran atrapados en tan absurda y peligrosa situación.
Algunos sucesos recientes hacen que me pregunte si no es lo que, en algunos aspectos, ocurre con las leyes y la Justicia en España. La indefensión de los ciudadanos honorables y la impunidad de quienes basan su forma de vida en saltarse esos semáforos con los que a costa de tiempo, esfuerzo y sensatez, hemos organizado nuestras ciudades: normas de conducta, derechos y libertades basados en el respeto y la convivencia. Víctimas de un buenismo excesivo enraizado en hondos complejos históricos, sociales y políticos, aquí nos hemos pasado de rosca legislando para un mundo ideal, angelical a ratos, que no resiste los embates del lado oscuro e inevitable de la condición humana. Eso nos ha convertido en rehenes de un Estado maniatado por su propia estupidez, incapaz de defender a quienes le cedieron el monopolio de la violencia legítima. Presa ideal para quienes viven de saltarse semáforos. Rebaño de ovejas a merced de lobos sin escrúpulos.
Les pongo un par de ejemplos. A cinco carteristas bosnias, que acumulan 330 arrestos por robar en el Metro, un juez ha prohibido entrar en cualquier boca del suburbano. Aparte lo absurdo de esperar que una carterista sistemáticamente detenida y puesta en libertad a las pocas horas respete órdenes como ésa, lo interesante son las especulaciones que al respecto hacen fuentes judiciales. En caso de incumplimiento, señalan, podría aumentarse la medida cautelar, prohibiéndoles acercarse a cien metros de una boca del Metro —las bosnias temblarán, impresionadas—. Pero ojo. Si quebrantasen esta segunda y enérgica medida, entonces cabría la posibilidad de prohibirles residir en Madrid una temporada. El colmo del rigor, como ven. Disuasión bestial. En cuanto a la posibilidad de meter a esas cinco individuas en la cárcel, o subirlas a un avión y mandarlas de vuelta a Bosnia, ni se plantea. Sería impropio de una democracia ejemplar como la nuestra, naturalmente. Un rigor desproporcionado y fascista.
Desproporcionada puede ser también, según el juez que toque, la respuesta de un joyero madrileño a dos atracadores —esa vez eran serbios— que entraron en su tienda navajas en mano, lo rociaron con un spray lacrimógeno y le sacudieron leña a su hija hasta que el joyero, sacando una pistola, les pegó unos tiros a bocajarro. Los atracadores fueron al hospital; y el joyero, a comisaría detenido y puesto luego en libertad con cargos por intento de homicidio. El tiempo que pasarán los atracadores en la cárcel cuando salgan del hospital pueden ustedes calcularlo fácilmente con el baremo ejemplar del Niño Sáez: un atracador con 39 antecedentes policiales, puesto en libertad en esas mismas fechas por un juez a las 72 horas de ser detenido por intento de robo en otra joyería. En cuanto al pazguato que les endiñó cinco plomazos a los dos serbios, es de suponer que podrá librarse tras el habitual calvario judicial de declaraciones, comparecencias, abogados y papeleo que arruinarán su vida unos cuantos años. Siempre y cuando, claro, las familias de los heridos no lo demanden y pidan indemnización por dejar a los cabezas de familia incapacitados para ganarse el jornal atracando. O que la eximente de legítima defensa no se vea alterada por la antes citada desproporción en la respuesta; ya que, según las leyes españolas, pegarle un tiro a quien te amenaza con una navaja, aunque las dos cosas maten igual, es una especie de abuso. Para que todo sea irreprochable, el joyero tendría que dejar la pistola en el cajón y defenderse con una navaja. No se sorprendan: mi amigo Tito, en cuya casa entraron unos albanokosovares que los apalearon y torturaron a él y a su mujer, y pudo liberarse, y con una pistola que tenía en toda regla se lió a tiros, estuvo años de juicio en juicio, empapelado hasta las cejas por darle matarile a uno de ellos en el salón de su casa. Calculen si se lo llega a cargar en el jardín. O en la calle.
Así que tengo curiosidad por ver qué les caerá a los atracadores del joyero cuando salgan del hospital. Por rigor, que no quede: orden de alejamiento de cien metros de una joyería, al menos. Y si reinciden, doscientos.

martes, 14 de enero de 2014

Una dentista recibe un currículo con membrete de la Policía Nacional



La Delegación del Gobierno en Burgos confirma que ha abierto ya «una investigación interna» para esclarecer el origen de la carta.
Eva Palomar llegaba de viaje. Abrió el buzón de la clínica dental que regenta en el Número 2 de Plaza de Abastos y se encontró una carta con remite de la Comisaría de la Policía Nacional de Burgos (Secretaría). «Me llevé un susto del carajo ¡Si no tengo nada pendiente!», se dijo a sí misma. Cuando la abrió, su inquietud se transformó en indignación. Contenía el currículo de una joven higienista dental que pedía un empleo. «Me cabreé tanto, que me fui a Correos. Allí me confirmaron que el sello era oficial». Y acudió después a la comisaría de Miranda donde fue atendida por dos funcionarias.
Ambas, perplejas. «Se miraron sorprendidas. Si es que viene de Secretaría», recuerda Palomar que le dijo una agente a la otra. La explicación resultó aún más sorprendente: «La chica subió unas escaleras, llamó a alguien y cuando baja me dice que es la hija (la candidata al empleo) del jefe inspector o inspector jefe en Burgos y no se puede hacer nada».
La dentista, que se define a sí misma como «peleona», no dudó en dar un paso más y acudir al cuartel de la Guardia Civil donde «literalmente me dijeron “te han toreado”». Y le ofrecieron la posibilidad de dejar constancia de su malestar con una reclamación por vía administrativa. No lo hizo en ese momento. Pero está dispuesta a hacerlo porque «me parece una auténtica vergüenza que se utilice el dinero de todo el mundo, cuando la gente va puerta por puerta dejando sus currículos».
Y es que la profesional sospecha que el suyo no es un caso aislado. «Yo soy de Miranda, pero esto viene de Burgos, así que lo que no habrán mandado por Burgos», asegura. «¿Cómo se puede ser o tan prepotente o tan poco inteligente como para utilizar una vía oficial para mandar el currículo de tu hija?», se preguntaba ayer todavía molesta con lo que le había ocurrido. Y es que entiende que se da un componente «intimidatorio» en ese comportamiento. Una carta con membrete de la Policía Nacional «te obliga a abrirla sí o sí». E insiste en que «se está utilizando un correo que pagamos todos, todos, y para un uso privado. Me parece una vergüenza y más aún como están las cosas. Me cabreé y sigo muy cabreada».
Constancia oficial.
Tanto es así que, aunque en un primer momento descartó la opción de presentar una queja formal por el hecho, ayer se mostró dispuesta a hacerlo «para que al menos conste oficialmente». De momento, la Subdelegación del Gobierno en Burgos ha confirmado «la apertura de diligencias»; la puesta en marcha de una investigación de carácter interno «que permita esclarecer las circunstancias de lo que ha ocurrido».
Según sostiene desde su departamento de Comunicación, tuvieron conocimiento del caso ayer y, en principio, se asegura que no les consta que hubiese más similares en la capital o en otras poblaciones del entorno. «Lo único que podemos decir al respecto es que la Policía Nacional ha abierto una investigación interna e intentará saber qué es lo que ha sucedido», zanjaron.

miércoles, 8 de enero de 2014

Queman vivo a un hombre acusado falsamente de pedofilia en el Reino Unido



Un hombre falsamente acusado de pedofilia murió tras ser golpeado y quemado vivo por dos de sus vecinos en Bristol, el Reino Unido.
El ciudadano británico de origen iraní de 44 años Bijan Ebrahimi, víctima del ataque, había sido detenido por tres agentes de policía después de que un vecino alertara a las fuerzas del orden de que había visto a un hombre tomando fotografías de niños, informó el diario británico The Independent.
Según el periódico, cuando los agentes llegaron a la casa de Ebrahimi, en Bristol, algunos vecinos estaban gritando que era un pederasta.
Ebrahimi fue puesto en libertad sin cargos después de que se supiera que estaba fotografiando a unos menores que estaban destrozando sus flores y que no se trataba de imágenes indecentes. Es más, el día de su detención él mismo llamó a la policía para denunciar que varios niños se encontraban sin permiso dentro de su propiedad.
Sin embargo, los rumores de que Bijan era un pedófilo se extendieron rápidamente por el barrio y dos días más tarde, un vecino (Lee James) lo atacó, mientras que otro (Stephen Norley) lo ayudó a arrastrar el cuerpo al patio de la finca. Allí lo rociaron con gasolina y a continuación lo quemaron.
La familia de Ebrahimi ha criticado duramente a la Policía por no haber hecho lo suficiente para protegerlo después de permitir que se le señalara como pederasta.
«No hay que olvidar que Bijan había sido víctima de crímenes de odio varios años antes de su muerte», señaló la familia en un comunicado. «Esperamos que no sólo James y Norley se enfrenten a la justicia, sino también todos aquellos que no protegieron a Bijan, incluyendo a la Policía», agrega.
Ya se ha abierto una investigación sobre el caso y los tres policías que detuvieron al iraní han sido suspendidos de sus cargos.