martes, 29 de julio de 2014

El alcalde de Gerona se gasta 3,7 millones de euros en una colección de arte y los carga a la factura del agua



Lo negó durante semanas, pero al final la verdad ha quedado al descubierto: los 3,7 millones de euros que se gastó el alcalde de Gerona en cuadros saldrán de la factura del agua de los ciudadanos. A continuación explicamos la historia de una alcaldada que dará mucho de sí.
Picasso en tiempos de crisis.
La historia comenzó cuando Carles Puigdemont, alcalde de CiU de Gerona, propuso comprar la colección de cuadros del crítico de arte fallecido recientemente, Santos Torroella. Dice Puigdemont que tener esta colección (con obras de Picasso, Dalí y Miró) supondrá «una oportunidad de desarrollo económico». Pero la propuesta encontró un enorme rechazo ciudadano. El pasado 15 de marzo, mientras se votaba la propuesta en el pleno, miembros de la PAH y la Red de Derechos Sociales se manifestaron a las puertas del ayuntamiento: «No tenemos casa para colgar cuadros», gritaban.
Tránsfugas a favor.
A nivel político, la cosa no iba mejor. PSC, CUP e ICV advirtieron que votarían en contra. Finalmente, y gracias a la abstención del PP, el voto favorable de un tránsfuga y el de un miembro de Reagrupament, la votación quedó empatada. El voto de calidad del alcalde desempató y la compra se aprobó. Pero los problemas del alcalde aún no habían terminado.
¿De dónde sale el dinero?
Uno de los argumentos más repetidos durante las semanas previas a la votación en el pleno era: «Gastarse 4 millones de euros en cuadros en época de crisis es un escándalo». Pero el alcalde Puigdemont contestaba: «el Ayuntamiento no se endeudará para hacer la compra ya que el dinero lo pondrá la empresa del agua». Efectivamente, el dinero para la compra de los cuadros sale de los 3,7 millones que la empresa de aguas AGISSA paga al Ayuntamiento a cambio de la prórroga de la concesión de abastecimiento de agua en Gerona que el mismo Puigdemont aprobó hace pocos meses. Esta explicación, sin embargo, lejos de tranquilizar a los gerundenses, generó dudas; y muchos temían una subida del recibo del agua para pagar los cuadros. Y aquí comienza el periplo de Puigdemont. En los días posteriores a la aprobación de la compra, el alcalde se paseó por radios y televisiones negando la relación: «Rotundamente no, el fondo de Santos Torroella no lo pagarán los vecinos de Gerona con el recibo del agua» dijo en declaraciones a la Cadena Ser Gerona. Mientras tanto, miembros de la plataforma Agua Es Vida se miraban con lupa el contrato entre AGISSA y el Ayuntamiento. Y descubrieron la mentira de Puigdemont. El día 27 de marzo emitían un comunicado muy duro: «el Ayuntamiento de Gerona no puede afirmar que el pago del fondo Santos Torroella no saldrá de los recibos del agua. Afirmar esto implica o no contar la verdad, o bien desconocer el correcto funcionamiento de esta operación». Es decir: o el alcalde miente o el alcalde no tiene ni idea de lo que dice el contrato. Teniendo en cuenta que el contrato está firmado por el alcalde, la hipótesis de la mentira cobra fuerza. Veamos.
La mentira del alcalde.
El 20 % de la empresa de aguas AGISSA es público, y el 80 % restante está en manos de La Caixa, Agbar y FCC. Pues bien, la gente de Agua Es Vida descubrió que la cláusula octava del contrato entre el Ayuntamiento y AGISSA establecía que «el socio privado» (La Caixa, Agbar, FCC…) pondrá 3,7 millones de euros para pagar el canon al Ayuntamiento, que los utilizará para comprar los cuadros. Pero esta misma cláusula dice que AGISSA deberá devolver durante los siguientes cuatro años al «socio privado» los 3,7 millones de euros que ahora sirven para comprar los cuadros, más los intereses. ¿Y cómo devolverá el dinero AGISSA a La Caixa, Agbar y FCC? Pues si tenemos en cuenta que la única fuente de ingresos de AGISSA son los recibos del agua que pagan los vecinos, los 3,7 millones de euros deberán salir de los recibos de los vecinos, que son quienes terminarán pagando los cuadros y los intereses que se llevará La Caixa para toda la operación. Unos intereses que, por cierto, el Ayuntamiento se ha negado a hacer públicos.

miércoles, 23 de julio de 2014

Graves destrozos en unas pinturas rupestres declaradas Patrimonio Mundial



Las pinturas rupestres de la Cueva de los Escolares, en Santa Elena (Jaén), han sufrido graves destrozos después de que unos vándalos las picaran con martillos para intentar llevárselas. Este abrigo con más de 5.000 años de antigüedad forma parte del conjunto de 69 yacimientos de arte rupestre prehistórico de los estilos levantino y esquemático, de las sierras de Jaén, Granada y Almería, que en 1998 fueron declaradas por la Unesco Patrimonio Mundial.
La Guardia Civil investiga los daños sufridos en este yacimiento tras la denuncia de varios vecinos que, el pasado fin de semana, alertaron de que la pintura había sido picada por unos desconocidos que pretendían arrancarla de la roca en la que se encuentran. Se trata de pinturas, distribuidas en un metro y medio de ancho y largo, descubiertas en 1973 por un grupo de escolares de Santa Elena y donde se distinguía un antropomorfo golondrina con los brazos muy prolongados y unos trazos muy desvaídos propios del periodo esquemático.
El alcalde de Santa Elena, Juan Caminero, indicó que la hipótesis más factible apunta a que los supuestos autores de los destrozos se vieran sorprendidos por la presencia de visitantes (numerosos durante la Semana Santa) y abandonaran el lugar sin lograr su propósito de llevarse estas pinturas, aunque dejaron esparcidos varios trozos de cuarcita. El abrigo se encuentra a una hora andando de la aldea de Miranda del Rey. Como ocurre con la mayoría de estos yacimientos, carecen de cualquier tipo de protección específica, aunque sí están debidamente señalizadas. «La mayor protección es que se encuentran dentro del parque natural de Despeñaperros, cuyo acceso está controlado y restringido», apuntó el alcalde.
«Estas pinturas, que se distribuyen por diferentes abrigos y oquedades de la Sierra Morena oriental, son la constatación del especial valor religioso y mágico de esta zona de paso milenaria y ancestral», apunta Benito Navarrete, historiador del Arte y director de Infraestructuras Culturales y Patrimonio del Ayuntamiento de Sevilla. A su juicio, se trata de «representaciones que tienen un claro influjo oriental y estarían [sic] relacionadas con ritos religiosos y sexuales; el valor de las mismas [sic] es por tanto muy importante por su rareza y por unir estas manifestaciones con las del arco Mediterráneo». El experto en Arte equipara estas pinturas con las publicadas por Bernier y Fortea (2009) en la cueva de la Murcielaguina de la provincia de Córdoba y se suelen identificar como representaciones parietales de los conocidos como ídolos-placa. Eso sí, dificulta enormemente su datación el que no aparezcan restos líticos y cerámicos asociados a ellas ni tampoco una estratigrafía al ser abrigos rocosos o lajas donde se plasman.
Navarrete ha sido uno de los que ha dado la voz de alarma por la falta de protección de estos yacimientos. «Es un atentado contra el patrimonio y su denuncia debe ser enérgica. Se deben articular las medidas necesarias para proteger estos abrigos con rejas o mallas de forma que se dificulte su acceso». Ya en 2006, la Federación Andaluza de Espeleología (FAE) advirtió de que el 99 % de las cuevas prehistóricas de Andalucía no estaban protegidas y su conservación estaba en peligro.
Y es que el deficiente estado de conservación es la principal amenaza de estos abrigos rocosos, cuevas, covachas o barrancos en los que se ha encontrado alguna representación figurativa, que van desde trazos geométricos a escenas de caza, recolección, danza o guerra, incluyendo figuras humanas y de animales. Los ayuntamientos se quejan de que apenas cuentan con recursos para su mantenimiento y protección, aunque son conscientes de que suponen un atractivo turístico para sus municipios.

miércoles, 16 de julio de 2014

«No tengo nada en contra del gallego ni de los dialectos»



La dueña del hotel asturiano que rechazó el currículo de la madrileña Esther García y le sugirió que eliminase en él la referencia a su nivel alto de gallego no tuvo que hacer ayer memoria para recordar este caso pese a que responde cada día, dice, a un buen número de solicitudes de empleo: «Tengo la costumbre de contestar a todos, por educación. Y en este caso, a esta chica le contesté diciéndole que teníamos la plantilla completa y le recomendaba que estudiase más idiomas». Explica la empresaria asturiana que «si me hubiese puesto inglés alto, francés alto, alemán alto y gallego alto no le hubiese dicho nada, pero teniendo solo inglés de nivel medio bajo y gallego tuve que recomendarle que insistiese más en idiomas más elementales».
El argumento en el que insiste una y otra vez la propietaria del establecimiento rural es que entre sus clientes figuran un elevado porcentaje de extranjeros, y precisamente por ello necesita que sus recepcionistas —puesto al que optaba Esther García— hablen al menos inglés, francés y alemán, conocimientos que la aspirante madrileña no aportaba. Le contestó, afirma, «educadamente, como empresaria hotelera asturiana», y «sin ninguna acritud» le explicó que le parecía «irrelevante la información que me daba de que sabía gallego y que solo tendría futuro en su amada Galicia».
Aunque reitera que no tiene nada contra el gallego, la dueña del hotel entiende que su respuesta al currículo de Esther —en la que decía, por ejemplo, que «el gallego lo puede utilizar en Galicia nada más, y es una lástima que haya perdido el tiempo en estudiar ese idioma y no otros más elementales»— pueda sentar mal «por todos los problemas que hay ahora por los nacionalismos en general».
En todo caso, la polémica que ha suscitado su texto le resulta «un poco exagerada. A mí me parece bien que se conserven las lenguas, pero no en este plan talibán. No tengo nada en contra del gallego ni de los dialectos, aquí en Asturias se habla una cosa que se llama bable que es inventada absolutamente. Me parece muy bien que los gallegos hablen gallego y los catalanes, catalán, pero siempre bajo unas normas, sin olvidarnos de que estamos en España. Lo que no me parece bien son los extremismos, de que porque yo le haya contestado eso ya yo sea una enemiga del gallego», sostiene para terminar apuntando que tanto a gallegos como a catalanes les pide que «cuando se dirijan a mí, que soy asturiana, lo hagan en castellano».

Cuestión de idiomas



Me llamo Esther García del Barrio y soy una joven licenciada más en busca de empleo. Esta es la respuesta que recibí, por parte de un hotel rural situado en Asturias, tras enviarles mi currículo: «Gracias por su información. Ya tenemos la plantilla completa. Para otra ocasión le recomendamos que borre de su currículum vitae la información en idiomas relativo [sic] a que tiene un nivel alto de gallego, nos resulta del todo ridículo, absurdo e innecesario. Le recomendamos eleve su nivel de inglés a alto y si puede ser en francés y alemán mucho mejor. El gallego lo puede utilizar en Galicia nada más creo, una lástima que haya perdido el tiempo en estudiar ese “idioma” y no en otros más elementales. Le deseamos mucha suerte en su futuro, que creemos que con su currículum actual será en su amada tierra Galicia».
Son muchos los argumentos que podría darles sobre esta respuesta, pero todos ellos podrían resumirse en una palabra: «vergüenza» o «vergoña», como ustedes prefieran.
No soy gallega, soy madrileña, y tuve la suerte de residir un tiempo en A Coruña. Muchas cosas me traje de vuelta a Madrid de esa tierra, una de ellas su idioma. Y, al contrario de lo que opina el remitente de ese correo, estuve y estoy encantada de haber invertido, y no perdido, el tiempo en aprenderlo. Siempre he pensado que los idiomas, lenguas, o como lo quieran llamar, enriquecen la cultura de un país. El problema es cuando partidos políticos y otra serie de colectivos los utilizan a modo de arma arrojadiza para separar y crispar al pueblo de una nación. Y, como ustedes pueden ver en esta respuesta a mi demanda de empleo, mucha gente pica y entra en el juego.
Gracias, y un cordial saludo de una madrileña enamorada de Galicia y sus gentes.

martes, 8 de julio de 2014

Las secuoyas milenarias de California, en peligro



Los “redwood trees”, nombre por el que se les conoce en inglés, y que los españoles, al llegar a California, denominaron “palo alto” y “palo colorado” (atributos ambos de su esbelto tronco que se alza al cielo hasta una altura que puede llegar a los 115 metros), están en peligro. Furtivos sin escrúpulos que persiguen la valiosa madera del árbol a cualquier precio y sin consideraciones de ningún tipo los están destruyendo.
Sólo en el pasado mes de febrero cuatro secuoyas fueron destrozadas, y durante el último año 18 árboles han sufrido los daños de los “midnight burlers”. «El “burl” es la protuberancia del árbol que almacena las semillas, el código genético de la secuoya. Destrozarlo significa amputar el árbol impidiendo que se reproduzca, además de hacerle muy vulnerable a los ataques de los insectos y a enfermedades que, de encontrarse íntegro, combatiría con facilidad.»
Su importancia la conocen muy bien los agentes del Parque Nacional Redwood. En su página se advierte de la creciente demanda que existe en el mercado negro y se pide a todos los usuarios a que contribuyan a denunciar esta práctica ilegal y a no comprar productos de los que se desconozca la procedencia de la madera.
Los ataques de los furtivos han llegado a tal extremo que los agentes del Parque han procedido al cierre durante la noche de 12 kilómetros de recorrido de una ruta del Newton B. Drury Scenic Parkway en la que viven ejemplares muy antiguos de secuoyas. El objetivo es estrechar el cerco a los criminales y detenerles. Próximamente tienen previstos los cierres de más tramos de este Parque de 53.000 hectáreas.
Dañar las secuoyas está considerada una práctica criminal que puede acarrear años de prisión y multas. «El crimen es equiparable a matar elefantes en África para vender el marfil», dicen los agentes. Estos árboles de hasta 2000 años de antigüedad, los seres vivientes más antiguos del planeta, además de su pulmón, están declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y en la actualidad apenas quedan un 5 % de los que originalmente poblaban las costas del Pacífico entre Oregón y Big South (California).
Los agentes del Parque dicen que «lo que motiva a los furtivos a delinquir es conseguir recursos al margen de una economía local que no genera puestos de trabajo y costearse el consumo de sus caros hábitos como consumidores de metanfetaminas». También apuntan que cada vez utilizan tácticas más agresivas que incluso pasan por derribar un árbol entero para aprovechar sólo la parte que contiene las semillas.
Algunos “burls” son pequeños y acaban convertidos en souvenirs como saleros y pimenteros, pero otros valen miles de dólares en el mercado negro. En eBay se venden mesas de café elaboradas con madera de secuoya por hasta 13.000 dólares. Y en Orick, una población de algo más de 350 habitantes en el condado de Humboldt, cercana a la entrada sur del Parque, proliferan las tiendas que venden madera de secuoya procesada en muebles, relojes y objetos de adorno. Un mercado lucrativo que mueve cientos de miles de dólares al precio de esquilmar el patrimonio ecológico del planeta.
Jeff Denny, el supervisor de los parques de secuoyas en la zona de la costa, hace una reflexión en voz alta: «Estos titanes han sobrevivido tormentas, rayos, fuegos, vientos y muchos desastres naturales, pero sobrevivir a los furtivos armados con sierras y cadenas es harina de otro costal. Los consumidores necesitan ser conscientes, antes de comprar un objeto hecho con esta madera, de preguntarse de donde viene y entonces decidir.»

Gallardón indulta por Semana Santa a un director de oficina de banco que robó 30.000 euros a un cliente



Cada año, cuando se acerca la Semana Santa, el Gobierno concede una ronda de indultos a distintas cofradías de todo el país. La tradición continúa en 2014 con 21 medidas de gracia, dos de ellas del Consejo de Ministros de este viernes y pendientes de publicación oficial y otras 19, las que nos ocupan, anunciadas tras la reunión del Ejecutivo del pasado 4 de abril y cuyos nombres completos y delitos conocemos hoy tras su publicación en el BOE.
Entre todos ellos se encuentra el indulto a Francisco Segundo Domingo Vaquero, concedido a la Cofradía Penitencial de Nuestra Señora de la Piedad de Valladolid. Domingo había sido condenado por un delito continuado de falsedad en documento mercantil en concurso con otro delito continuado de apropiación indebida por extraer dinero de la cuenta de uno de sus clientes cuando era director de una sucursal del Banco Santander.
Además de director, Domingo era el único trabajador de la oficina situada en Esguevillas de Esgueva, un pequeño municipio de Valladolid de unos 300 habitantes, donde trabajó durante 11 años y hasta mayo de 2003, según relata la sentencia. Desde ese puesto, emitió y rellenó recibos de disposición de fondos, imitando la firma de uno de sus clientes, para llevarse parte de sus fondos. Así lo hizo hasta en tres ocasiones, que sumaron casi cuatro millones de pesetas. Además, engañó a un par de vecinos para, en una de sus transacciones, conseguir sacar de esa cuenta otras 1.370.000 pesetas.
Así, en total extrajo unos cinco millones de pesetas de entonces, unos 30.000 euros, que ahora deberá devolver con intereses a la familia de su cliente, que denunció estos hechos en 2005, un año después del fallecimiento del titular de la cuenta. Además, la sentencia dictó una pena para él de dos años, cuatro meses y 15 días de cárcel, además de inhabilitación para el empleo en la banca durante el tiempo de la condena. Gracias al indulto, queda reducida a dos años y, si el juez responsable lo decide así, podrá eludir la cárcel. Como manda la tradición de la cofradía, participará en la procesión del Jueves Santo.
Domingo fue condenado hace menos de un año, el 16 de mayo de 2013, en sentencia del Tribunal Supremo, que rechazó su recurso. Esta velocidad en la concesión de la medida de gracia no es habitual, ya que la media de tiempo entre condena e indulto es de 2,71 años, como demuestra El Indultómetro. Antes de acudir al Supremo y después de ser condenado en un juzgado de primera instancia de Valladolid, había recurrido ante la Audiencia Provincial de Valladolid, también sin éxito.
21 indultos a las cofradías.
Este es uno de los 19 indultos concedidos a las cofradías el pasado 4 de abril. En 2013 este tipo especial de indulto sumó 21 perdones y en 2012 fueron 16. A Domingo se suman este año 11 condenados por delitos contra la salud pública, tres por tráfico de drogas, uno por falsificación de moneda, otro por falso testimonio, otro por los delitos de falsedad en documento oficial, apropiación indebida e intrusismo y uno más por lesiones. Este último se concedió en cumplimiento del privilegio otorgado por el rey Carlos III a la Cofradía de Nuestro Padre Jesús el Rico de Málaga.
En ese mismo Consejo de Ministros el Gobierno concedió otros dos perdones, estos sin relación alguna con la Semana Santa, a condenados por delitos contra la salud pública. A todos ellos se sumarán, cuando lleguen al BOE, otros dos indultos concedidos en el Consejo de Ministros de este mismo viernes también a las cofradías, con lo que la cifra de perdones religiosos de este año asciende a 21.
En total, 2014 acumula ya 60 indultos publicados en el boletín oficial. El ejecutivo de Rajoy, por su parte, lleva en su cuenta particular 798 medidas de gracia desde que llegó al poder.

miércoles, 2 de julio de 2014

El matrimonio gay es como la unión entre un hombre y un perro o un bebé y un anciano



La Iglesia malagueña se ha convertido en una fábrica de ofensas reiteradas y duras contra las personas gais y lesbianas. Tanto el obispo, Jesús Catalá, como el cardenal Fernando Sebastián, afincado en Málaga, son un auténtico martirio de herejes en relación a cuestiones morales y de sexo.
Falta de respeto hacia 500 escolares.
Ahora sorprende de nuevo el titular de la diócesis malacitana con unas fortísimas y groseras descalificaciones hacia las personas que contraen matrimonio homosexual. Y siendo graves los epítetos utilizados, más grave es que Jesús Catalá haya vertido estos insultos en un foro de 500 jóvenes adolescentes y escolares, de los que muchos salieron del acto perplejos y avergonzados por las palabras e insultos del purpurado.
Matrimonio homosexual: «Un hombre y un perro o un bebé y un anciano de 70 años».
El obispo mantuvo un encuentro en el colegio San Estanislao de Kostka con escolares de centros religiosos de Málaga. Durante el acto, Jesús Catalá entró en debate y respondió a preguntas que los adolescentes le formularon, entre ellas su opinión sobre el matrimonio homosexual. La respuesta dejó aturdidos a parte del alumnado y a numerosos profesores que no salían de su asombro al oír cómo el prelado afirmaba que «la legislación española sobre el matrimonio es la peor del mundo, porque se habla de cónyuge 1 y cónyuge 2, que bien podrían ser dos hombres, un hombre y un perro o un bebé y un anciano de 70 años».
Contra las adopciones.
Tan impresentables afirmaciones fueron seguidas de otras en esa línea, relativas a la adopción por parte de gais y lesbianas. Catalá siguió con su hilo provocador manteniendo que la adopción de un niño por parte de una pareja homosexual no es adecuado psicológicamente para el menor. «A alguien que yo quisiera no le desearía esta situación de ser adoptado por parejas del mismo sexo».
Obispo enfrentado al Papa Francisco.
Todo ello sucedía ante el estupor de un sector de los asistentes y la perplejidad de algunos profesores, que entendían que parte de su trabajo era cuestionada con esas declaraciones. Llama poderosamente la atención que este acto se realizara en un centro religioso de los jesuitas, orden en la que está integrado el Papa Francisco. De todos es conocido que el polémico obispo malagueño no es partidario de la doctrina del Sumo Pontífice actual, por lo que algunos profesores y asistentes lo entendieron como una provocación tanto a la figura del Papa como al tipo de enseñanzas que se imparten en estos centros, algo más comprensivas con la moral y lo sexual que la Iglesia más integrista.
Integrismo rancio en la Iglesia malagueña.
Como afirmábamos anteriormente, en el la cúpula de la Iglesia malagueña se ha instalado el integrismo más rancio. Sólo cabe recordar la llamada al orden a un hermano mayor de una cofradía y que acabó con su dimisión por estar divorciado. Recientemente, se obligó a rectificar a un joven pregonero por su actitud tolerante con los gais y lesbianas, precisamente en línea con el discurso del Papa Fracisco. A esto se suman las declaraciones del cardenal Fernando Sebastián, afincado en Málaga desde hace años y en contacto con el obispado, cuando mantuvo que la homosexualidad es una enfermedad que podría paliarse con un tratamiento médico, como la hipertensión. Esto último provocó una denuncia que posteriormente fue archivada.
Denuncia ante la justicia de COLEGAS-Málaga.
Nada más conocerse esta polémica suscitada por las declaraciones del obispo, COLEGAS-Málaga hizo pública su condena tildando de inadmisibles tales declaraciones denigratorias contra el matrimonio igualitario. Asimismo anunciaba que procederá a denunciar de nuevo ante la Fiscalía Provincial de Málaga los hechos. A pesar del revés judicial que ha supuesto el archivo de la denuncia contra el cardenal Fernando Sebastián, Colegas aprovechaba para reiterar que seguirán denunciando este tipo de declaraciones por parte de la jerarquía católica, «denigratorias para la población LGBT» y animaba a denunciar para que este tipo de declaraciones «no queden impunes por más tiempo».